Parque Nacional de Cotopaxi 

Viernes 6 de mayo

El parque está ubicado en la zona volcánica más grande del Ecuador. En la parte central se encuentra el Cotopaxi, uno de los volcanes más activos y altos del mundo. Al noroeste está el Rumiñahui (como el general inca, significa cara de piedra) y entre las dos montañas se encuentra el valle de Limpiopungo. Pese a la gran altura el Parque cuenta con numerosas especies de mamíferos y aves.

El Parque Nacional Cotopaxi pertenece a las provincias de Cotopaxi, Napo y Pichincha. Este parque comprende en su totalidad 33.393 hectáreas con un rango de altitud de 3400 a 5897 m. Fue creado el 11 de agosto de 1975 y fue el primero en ser declarado en el territorio continental. 

Recogimos a Paulina, nuestra guía nativa, y antes de entrar en el parque buscamos un taller para arreglar un pinchazo en la rueda de nuestro coche. 

Una vez dentro paramos en una cafetería a 3.600 m. de altitud para tomar un té de coca y masticar sus hojas.

Aprovechando que se despejaban las nubes decidimos subir primero al volcán Cotopaxi, el coche nos sube hasta un área de aparcamiento a 4600 m donde los días claros se pueden divisar los volcanes situados en la llamada avda de los volcanes: Illinizas, Antisana, Cayambe, Altar, etc  pero nosotros no tuvimos esa suerte. 

Comenzamos la ascensión a pie hasta el refugio José Ribas a 4800 mts.  Subimos por el sendero de dificultad media en zig zag, con los consejos de Paulina de cómo llevar la respiración, hidratarnos y a pasito lento llegamos en hora y media al refugio.  

Descansamos unos minutos y después de las fotos de rigor bajamos por el mismo sendero, ya con mejor ritmo.

Nos cruzamos con grupos de alpinistas que suben por el sendero de dificultad alta y cargados con el material para escalar la cumbre del Cotopaxi. Salen del refugio a las 12 de la noche y hacen cumbre cuando amanece 6 am

Ya de regreso con el coche paramos en la laguna de Limpiopungo. 

Sus claras aguas están rodeadas por pequeños cerros y colinas. Tiene un magnífico panorama de elevaciones como el Cotopaxi, el Sincholagua y el Rumiñahui. Aquí se puede observar una gran variedad de aves, rebaños de llamas y algunas otras especies de mamíferos, especialmente conejos y venados, entre otros.

En las riberas de la laguna existen plantas como pajonales, flor del andinista, capulí, romerillo de páramo, puliza, pisag y demás arbustos que le dan vida a este lugar. También es posible observar la flora de altura que cambia notablemente a medida que se asciende. Comemos ya tarde en la cafetería del té de coca de la mañana y nos dirigimos a Lasso,  nos alojamos en La Quinta Colorada. Tan derrotados acabamos el día que pasamos de la cena y a dormir. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s